Pobreza evangélica

c.martin | 06 Mar, 2013

No tener nada.
No llevar nada.
No poder nada.
No pedir nada.
Y, de pasada,
no matar nada;
no callar nada.

Solamente el Evangelio, como una faca afilada.
Y el llanto y la risa en la mirada.
Y la mano extendida y apretada.
Y la vida, a caballo, dada.
Y este sol y estos ríos y esta tierra comprada,
por testigos de la Revolución ya estallada.
¡Y “mais nada”!

Pedro Casaldáliga


Descubrir la vocación

c.martin | 20 Feb, 2013

José María Toro, autor de Educar con "co-razón".

Vocación es sinónimo de llamada. Un maestro nace en el instante mismo en el que siente que la Vida le hace una llamada a través de los niños. Ser maestro es decidirse a redescubrir la vida y el mundo, cada día, cada mañana, en los ojos abiertos de los alumnos.