XIV Congreso "EMOCIONA"

Cerca de 40 maristas participan en el XIV Congreso “Emociona. Comunicación y Educación”.

23 Nov, 2017

Formación
c.martin

El congreso organizado por Escuelas Católicas y celebrado en Oviedo desde el 16 hasta el 18 de noviembre congregó a más de 1.600 asistentes.
La Real Banda de Gaitas del Principado de Asturias hizo su entrada en el auditorio de Oviedo y el público le fue concediendo gradualmente la atención hasta ponerse en pie al ritmo de “Asturias, patria querida”.
“No es posible no comunicar”. Así comenzó su intervención José María Alvira, secretario general de EC, con la frase de Paul Watzlawick, uno de los autores de la Teoría de la comunicación humana y el Constructivismo, de la llamada Escuela de Palo Alto, en California, que se convirtió ya desde los años 70 en uno de los axiomas de la comunicación.
Alvira incidió en la importancia de la comunicación y su estrecho vínculo con la educación, dado que desde nuestras escuelas y centros educativos emitimos múltiples mensajes y, por lo tanto, “las instituciones y la escuela también comunican”, recalcó el secretario de EC.
Nuestros centros educativos tienen muchos mensajes emocionantes que difundir y por eso un nutrido grupo de educadores de las cuatro provincias maristas pertenecientes a la CME quisieron estar presentes en este evento educativo-eclesial atentos al reto que lanza el propio papa Francisco, que nos pide que seamos “comunicadores que faciliten la cultura del encuentro”.

Resonsables de comunicación de la CME y de las provincias maristas Compostela, Mediterránea y L'Hermitage que participaron en "Emociona".

Durante la inauguración, Victoria Moya, directora del Congreso, presentó “El Manual de estilo de la comunicación y el marketing en instituciones y centros educativos” elaborado por Escuelas Católicas, y que fue entregado a los asistentes como regalo.

Está disponible en el siguiente enlace, desde el que es posible descarlo:

https://www.escuelascatolicas.es/wp-content/uploads/2017/11/libro_comuni...

La inauguración finalizó con el humor y la música “a capella” del grupo B Vocal. La formación zaragozana ofreció diversos temas empleando sus espectaculares voces como único instrumento musical.

Abrió la sesión de ponencias Juan Verde, asesor económico y político, y codirector internacional de la campaña para la reelección del presidente Obama. Verde inició su intervención desafiando a los colegios a lograr un liderazgo “aspiracional”, es decir, un liderazgo que cree relato, que inspire y apele a los sentimientos porque, como él mismo comprobó en las campañas electorales que dieron la victoria a Obama: “la gente no recuerda lo que le dices, recuerda cómo le hiciste sentir”. Animó a los colegios a redefinirse, a innovar desde una cultura organizativa inteligente, a conocer a los alumnos para llegarles al corazón, y a usar el big data para segmentar nuestra comunicación de tal manera que utilicemos canales distintos, distintos mensajes y distintos portavoces según nuestros destinarios, pero siempre apelando a las emociones.

Darío Viganó, prefecto de la Secretaría para la Comunicación de la Santa Sede, abrió el turno de ponencias de la tarde del día 16 poniendo el foco en la transparencia y la reorganización de los medios de comunicación vaticanos. Comentó que uno de los motivos por los que el papa es actualmente el líder mundial con más seguidores del mundo en redes sociales es “porque sus mensajes son simples, van a lo concreto y no son muy abstractos. En relación con la labor comunicativa de los educadores Viganó reseñó que “los nativos digitales tienen la capacidad tecnológica, pero no antropológica de moverse en el mundo. Enseñarles esa dimensión antropológica del mundo es la responsabilidad de los educadores”, concluyó.

Nueva comunicación en el entorno religioso y educativo
Seguidamente, Asunción Codes, coordinadora general de la Compañía de Santa Teresa de Jesús, recordó en su intervención que todas las instituciones religiosas tienen una larga historia de comunicación, pues los fundadores son los mejores comunicadores. Incidió en que no se puede separar la identidad de la institución del modo en que comunicamos el mensaje, y que si hay algo importante en la era de Internet es que la comunicación es una cuestión de ida y vuelta, “necesita de una interacción porque si no, no comunico”. Mencionó además entre los retos de la comunicación: profesionalizar los modos de comunicar; no dar la espalda a las nuevas tecnologías, o dedicar recursos a la misma.

Pedro Aguado, superior general de los Escolapios, aseguró que las congregaciones educativas sienten pasión por la educación, y a lo largo de su intervención expuso las propuestas para generar identidad, comunión y corresponsabilidad: tener claro lo que somos; ser instituciones apasionadas y comprometidas con la educación; implicar a toda la comunidad educativa; construir el alma de la escuela; hacer una escuela sostenible; apostar por lo que nos hace crecer; ubicar la escuela católica en la tarea común de transformar la sociedad, una con preferencia por los pobres; y evangelizar. “Transmitamos siempre que la razón de ser de la escuela, a través de la educación, es anunciar el Evangelio”, concluyó.
La última ponente de la jornada, la periodista del Equipo de Comunicación de Cáritas Española, Ana Guirao, habló de la necesidad de reforzar la imagen de la marca “escuela católica” y lograr que sea una marca apasionante. Para ello, sugirió “ser ejemplo” de aquello a lo que representamos, contar con toda la comunidad educativa, crear cultura corporativa, construir un discurso coherente con nuestros valores que no genere rechazo y fomentar el encuentro personal.

Cortometraje “Bienvenidos”
La primera jornada finalizó con la proyección de “Bienvenidos”, el cortometraje del guionista y director Javier Fesser que muestra la llegada de Internet a una escuela perdida en el corazón de los Andes peruanos. Una emotiva y tierna proyección para cerrar el primer día de congreso y no dejar indiferentes a los congresistas.

Viernes, 17 de noviembre
El día comenzó con Gustavo Entrala, el publicista encargado de acompañar al Vaticano en el acceso a la era de la comunicación digital. En su intervención, llena de desparpajo, aseguró que el éxito del papa Francisco como “comunicador creíble” en la era digital se debe a que “su plan se expresa con sencillez, sus gestos hablan por sí mismos y es persistente en repetir el mensaje”. Habló de derrochar entusiasmo y dedicación para cumplir sueños y de la necesidad de adaptar los canales de comunicación a tiempos y destinatarios. Incidió además en la idea de enseñar a los alumnos a ser “jóvenes cristianos en redes sociales” y a los docentes a iluminar “el camino de los alumnos para que desplieguen todos sus talentos”, porque "el mensaje cristiano es arrebatador".

El segundo bloque de la mañana se centró en la tendencia comunicativa transmedia y sus narrativas. El doctor de comunicación Henry Jenkins, de la Universidad de California, y creador del término transmedia, explicó desde “el plasma” la génesis de esta evolución digital de comunicación y cómo se ha adaptado a las nuevas narrativas comunicativas donde destacan la viralidad del mensaje y su adaptabilidad a diferentes soportes.
A continuación, el escenario recibió al equipo del Grado Transmedia de la Universidad de la Salle encabezados por Sergio García y Nuria Hernández, quienes trasladaron al auditorio las diferentes formas de introducir la narrativa transmedia dentro del aula (poesía, danza, videojuegos, redes sociales…) y utilizarla como un acicate emocional para el aprendizaje, porque “el colegio tiene una oportunidad increíble de generar historias”.

Comunicadores de una humanidad nueva
Bajo este título Charo Sádaba, decana de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, animó a los educadores reunidos en el Congreso a trabajar la comunicación en todos los ámbitos y, en concreto, en redes sociales siendo proactivos, con ilusión, formación y sin miedo a equivocarse, siguiendo tres principios: conocimiento del entorno, competencia profesional y coherencia. “Hay mucho que perder si no estamos, pero sobre todo tenemos mucho que ganar”, concluyó. La misma Sádaba moderó una mesa de debate con experiencias de personas que directamente gestionan la comunicación en un colegio, quienes aportaron claves para que esta contribuya a la misión de los centros educativos.
Araceli Vendrell, directora de comunicación del Colegio Montserrat de Barcelona subrayó la importancia de la comunicación externa pero también de la interna, teniendo como principales aliados a los alumnos y padres, y contando con un equipo profesional al que se forme previamente.
Y si importante es la comunicación habitual en un centro, lo es más en situaciones de crisis. Así lo subrayó Leoncio Fernández, director del Colegio Santa María del Pilar de Madrid, quien explicó cómo una buena gestión de la crisis en su centro se convirtió en una oportunidad para reforzar su proyecto educativo. Dio cuatro claves para superar una crisis: tomar las decisiones en equipo, tener un solo interlocutor, ser coherentes con el proyecto educativo y tener humildad.
Por último, Alan Antich, responsable de comunicación del Colegio Virgen Inmaculada Santa Mª de la Victoria de Málaga ofreció a los asistentes argumentos para que los centros estén en redes sociales: por transparencia, para emocionar, para trabajar el sentido de pertenencia, para predicar con el ejemplo, para poner cara y nombre a las personas, para acompañar en los momentos difíciles, para mostrar nuestros valores...

Los emoticonos se convirtieron en reclamo para compartir emociones entre los participantes maristas en el Congreso.  

Comunicación familia-escuela
La tarde puso el foco en el papel que juegan los padres dentro de los centros escolares. Para ello, el bloque principal fue introducido por la ponencia ‘Punto de encuentro' de Nuria Pérez, directora creativa de Sparks and Rockets dedicada a fomentar la creatividad en niños y mayores y conocida además por ser la redactora del mensaje viral “Yo crecí respetando al profesor” que saltó a la fama en plena huelga de deberes y logró remover conciencias en la red. Pérez apuntó que hay que acabar con el “ruido emocional” y empezar a trabajar la educación en valores como “antídoto contra la apatía”. En este sentido comentó que “no hay nada más potente en la educación de nuestros hijos que el trabajo colaborativo entre padres y profesores, un equipo bien compacto que navega junto”.

Durante su intervención, Leo Farache, director de Gestionando Hijos, presentó la última campaña para mejorar la relación familia-escuela puesta en marcha por la iniciativa Pacto por la Educación en Equipo de la que es promotor, y en la que padres y docentes se comprometen a trabajar juntos para lograr el éxito educativo.

El bloque sobre la comunicación familia-escuela se completó incluyendo al actor principal del entorno educativo: el alumno. Para ello, la jornada permitió a los asistentes vivir y compartir emociones e historias como “La historia de Jan”, una película grabada por un padre durante los primeros seis años de vida de su hijo con síndrome de Down.
Sus protagonistas, Bernardo Moll, padre de Jan, Miren Josune García, directora pedagógica del Colegio María Corredentora de Madrid donde estudia Jan y con el actor principal, Jan, demostraron que los sueños se pueden hacer realidad; también que es necesario dar visibilidad a las personas con discapacidad; y que, para lograr historias de éxito como esta, la comunicación familia-colegio y la confianza y empatía son claves. Una historia emocionante que emocionó a todos.
El broche final de la segunda jornada lo puso Sewa Beats un grupo que combina la percusión africana tradicional con las técnicas educativas del siglo XXI y que logró con su ritmo que las 1.600 personas interactuaran, bailaran, cantaran y vivieran una experiencia única, dinámica y divertida.

Sábado, 18 de noviembre
El último día del XIV Congreso comenzaba con la eucaristía presidida por el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, que contó con las voces de los niños del coro del Colegio Santa Teresa de Jesús de Oviedo. Durante su homilía, el arzobispo recordó cuántas emociones experimentó Jesús durante su vida y cómo las transmitió a través de la Biblia: la ternura, la bondad, la verdad que nos hace libre, la paz que levanta puentes, la misericordia que nos regala perdón, la gratitud, la fe, el amor fraterno que hermana, la esperanza… Apeló a la necesidad de recuperar la emoción de Jesús, “esa emoción que conmueve y nos despierta a lo bello y bondadoso”. Ante los educadores presentes, invitó a la escuela católica “a afrontar el reto de saber emocionar como quien posibilita el encuentro con Dios que cambia la vida”.

“Emociona” va llegando a su fin
El sábado, Javier Cebreiros, experto en comunicación y emociones, encabezó las ponencias de la jornada final del Congreso Emociona retomando el argumento que pone en el centro de la comunicación al alumno. En ella definió la docencia como “creer en el alumno y encontrar el sentido de las cosas”. Utilizando la pasión como el valor a inyectar en las aulas, Cebreiros apeló al sentido educativo de los asistentes diciendo que “las expectativas que tenemos sobre nuestros alumnos marcarán los resultados que obtenemos”. Concluyó su discurso afirmando que la “pasión por educar no tiene competencia, marca la diferencia” y pidió a los profesores que se dirijan más “hacía la plenitud que hacia el éxito”.

A continuación, Daniel Pajuelo, religioso marianista, sacerdote, profesor del Colegio Amorós de Madrid, rapero y Youtuber, explicó cómo decidió asumir el reto de evangelizar desde Youtube para cubrir el vacío de la Iglesia en el canal y acercar la experiencia de Dios a los no creyentes y escépticos. Confesó que la experiencia no está exenta de problemas. Al sacrificio por las horas de producción de cada vídeo, se unen la alta exposición y las críticas ofensivas, aunque aseguró que continuará, porque “la paz que tengo para llevar esto viene de la mano de Dios”.

Por último, el actor y cantante “El Langui” habló de la campaña “Se buscan valientes” como un ejemplo de cómo remar todos en la misma dirección para luchar contra el acoso escolar, así como de la importancia de observar a nuestros hijos fuera de su zona de confort; y de escuchar y comunicarnos con nuestros alumnos. Pero, sobre todo, abogó por la música como espacio de comunicación porque “la música puede llegar a lograr que los niños se liberen, expresen lo que tienen dentro y se sientan útiles”. Y con música terminó su intervención interpretando el rap con el que se identifica esta campaña centrada en el respeto, esfuerzo y compañerismo para buscar “valientes” que luchen contra el acoso.

Entre las muchas empresas presentes en el Congreso también estuvo Edelvives, que además fue uno de los patrocinadores destacados del evento.

El presidente de Escuelas Católicas (FERE-CECA y EyG), Juan Carlos Pérez Godoy, junto con la directora de XIV Congreso, Victoria Moya, clausuraron el encuentro educativo que ha reunido durante los días 16, 17 y 18 de noviembre a más de 1.600 educadores, directores, responsables de comunicación, titulares y miembros de la escuela católica, y en el que se ha demostrado la importancia de hacer una comunicación emotiva que cale y se adapte a las necesidades de nuestros alumnos y de nuestro tiempo.
En sus palabras el salesiano Pérez Godoy hizo un resumen de los tres días de Congreso. Desde la alegría y la “Verdad con mayúsculas que nos hace libres” a la emoción que experimentamos a través de la música vocal y la percusión. Habló del renacimiento de la comunicación que nace de la escucha del alumno, porque “la primera emoción surge en el corazón del educador al contemplar en silencio a cada alumno”.
Aseguró que la mejor “marca” es la que te da la capacidad de fascinar, como la Palabra verdadera del Evangelio que brilla; y que como cristianos y testigos de Jesús somos transformadores del mundo, en una humanidad nueva que pone en el centro a la persona, como pescadores que echan “nuevas redes” que son contexto para expresar y recrear las experiencias de la fe, tejida de veracidad, integridad, credibilidad, autenticidad y lazos de amistad.
Recordó que “no solo es importante saber decir las cosas, sino también tener tanta pasión por lo que haces que no puedes dejar de compartirlo”. Y no olvidó recordar una de las frases más repetidas durante el Congreso: “todo comunica”. Por ello insistió en la necesidad de “estar en medio de los alumnos aprovechando los nuevos lenguajes, pero sobre todo el que ellos mejor entienden, el del corazón, porque es el lenguaje que más emociona”.

Por su parte, Victoria Moya, directora del Congreso, insistió una vez más en la necesidad de crear nuevas formas de comunicación que se adapten a los nuevos tiempos que vivimos. Emociónate y emocionarás, pero con cabeza”, concluyó. Citó además algunas cifras de la difusión del Congreso a través de medios digitales: 1.600 descargas de la app; casi 40.000 visitas a la web; tendencia con #CongresoEmociona y en muchas de las ponencias en Twitter; casi 300 fotos subidas a Flickr; casi 200 visitas de las presentaciones en el canal de Slideshare; y más de 8.000 visualizaciones de la retransmisión desde 25 países diferentes.

Desde el enlace inferior puedes ver el álbum de fotografías del Congreso:

https://www.flickr.com/photos/escuelascatolicas
 



Autor foto: 
Chema Martín.
Pie de foto: 
Escenario del Palacio de Congresos de Oviedo, donde se desarrolló el XIV Congreso Emociona.