Testimonio de Susana

Desearía ser elemento motivador.

20 Dic, 2018

Testimonios
a.prieto

El hermano Antonio Alegre, nos propuso a Tomás o en su defecto a mí, si queríamos asistir al curso de “Animación a la ERE”, que se impartiría en dos semanas: una en Las Avellanas y otra en Xaudaró. A mí el tema me cautivó desde el principio y deseaba que a Tomás no le importara cederme el puesto. Así fue. Me sentí afortunada.

Lo más duro es dejar a tus seres queridos y el preparar las sustituciones del colegio para que todo marche con normalidad, en tu ausencia.

Al llegar a Lérida nos estaba esperando el hermano Andreu con su sonrisa de siempre. Tres maravillosas compañeras le acompañaban: Milagros, Lucía y Amaia. Se hizo el silencio en el coche, desde Lérida al Monasterio, y yo no paraba de hablar, quizás por los nervios de la situación.

Nos paralizó el momento de visionar el monasterio de Las Avellanas, desde la carretera. Espectacular, superó mis expectativas. Más aún, cuando los hermanos nos acompañaron a visitarlo. Primero, el hermano Andreu que nos hizo una visita guiada y el último día, el hermano Pere Borrás, en la iglesia (identidad marista) y el momento de vivir el presente con un recorrido por los alrededores del monasterio. Fascinante. Añadir a la casa el excelente trato de los hermanos, me he sentido como en mi propia casa. El hermano Enrique bendecía la mesa con las palabras adecuadas en cada momento, me conmovían y a la vez me animaban, es decir, un sabor agridulce muy agradable. Tanto los hermanos (a Ángel lo meto también en el saco), como los compañeros, los ponentes y los trabajadores del monasterio aunaban fuerzas para que todo estuviese preparado a su debido tiempo (se valora más cuando el último día tuvimos que hacerlo nosotros).

El grupo de compañeros ha sido una piña, daba igual estar con unos o con otros, todos son ESPECIALES. Les he cogido cariño, desde el momento cero, en el que tuvimos que hacer las presentaciones. Todos tenemos algo en común y muy importante: la educación en valores. Nuestro interés es que esa educación en valores llegue a nuestros alumnos, en un mundo que empieza a vivir sin ellos.

En cuanto a los ponentes, aparte de mi trabajo de síntesis, en el que profundizaré más en el tema, no tengo más que agradecerles que hayan volcado su sabiduría en mí. Espero digerir los contenidos poco a poco y reflexionar sobre ellos. Con ello quiero conseguir que todo lo aprendido e interiorizado sea fructífero en mis clases y en mi vida.

Desearía ser elemento motivador en el entorno en el que me muevo, que este compromiso cristiano quede patente en todos cuantos me rodean.

Susana Pérez Ginés. Colegio San José. Logroño (La Rioja). Prov. Ibérica. 



Autor foto: 
Pere Borràs
Pie de foto: 
Participantes de la Provincia de Ibérica en la acción formativa de Enseñanza Religiosa Escolar.