Testimonio de Susana

Me llevo reflexiones, ideas y conocimientos.

20 Jun, 2016

Testimonios
a.prieto

Llevaba desde febrero pensando en la semana de Las Avellanas… qué ganas de volver a encontrarme con mis compañeros de aventura, con el H. Andreu y con Ángel.
Después del largo viaje, me di cuenta de que todo lo que me habían dicho de ese lugar… ¡era verdad! Un Monasterio cuyas paredes hablan de vivencias y de historia de los Hermanos Maristas, la tranquilidad que infunde el edificio y la naturaleza que lo rodea, la belleza y la paz que te hace sentir todo el entorno. ¿Qué más podía pedir para esa semana?
El lunes, pudimos disfrutar de una charla de “Ambientación y decoración” que nos hizo recapacitar sobre el mensaje que transmiten nuestros colegios sobre Jesús… ¿nos habíamos parado a pensarlo alguna vez?
Uno de los mejores momentos de la semana fue la visita a Pou del Gel… nunca olvidaré la sensación de caminar del brazo de Ángel por un sendero en medio de la nada, con tan solo un paraguas que nos cobijaba de una tormenta eléctrica… ¡vaya momentazo!… no paramos de reír, incluso cuando ese coche nos deleitó brindándonos todo el agua del más grande de los charcos… Llegamos completamente empapados, lo cual no consiguió borrar nuestra sonrisa.
De las actividades que realizamos el martes, la que más valoré sin lugar a dudas, fue el RAID. Disfruté de una tarde muy especial y reparadora, que me ayudó a encontrarme con mi “YO”. Es todo un lujo tener un tiempo de reencuentro y poder encontrarte en tu “jardín interior”, tan difícil de hallar en nuestro día a día.
El miércoles, asistimos a la sesión de “Técnicas de dinamización de equipos y claustros”, para mí una de las mejores sesiones de la semana, en la que todo suma. Valoré la importancia de plantear las actividades dentro de un equipo, de los distintos roles de sus integrantes y sobre todo, a pensar cómo formar un equipo de alto rendimiento.
Por la tarde, visitamos el Santuario de Montserrat y posteriormente, al centro de acogida de “La Llar”, una casa Marista en la que cuidan, quieren, aman y creen en los niños y adolescentes que están pasando por situaciones sumamente complicadas. Su director nos dio un testimonio marista de lo más enriquecedor, sobre lo que supone vivir por y para los demás, mostrándonos el significado del espíritu de superación, que permite afrontar momentos duros y buscar soluciones ante cualquier desafío.
El jueves, la ponencia sobre “Planificación pastoral”, fue todo un ejemplo de VIDA y FE. Conseguimos realizar un ejercicio de reflexión personal, de pequeño grupo y de gran grupo, en el que se propiciaron las circunstancias idóneas que permitieron que las ideas fluyeran desde lo más profundo.
Aprovechando que el tiempo nos dio una tregua, el viernes pudimos disfrutar del Amanecer por los alrededores del Monasterio y pudimos despedirnos de la belleza natural que inunda el edificio y el entorno.
Del transcurso de estas tres semanas tan intensas, me llevo reflexiones, ideas y conocimientos, sin duda lo mejor, las personas con las que he podido compartir momentos, vivencias, tertulias espontáneas durante desayunos, comidas y cenas, risas (incluido algún ataque de risa…), lágrimas, experiencias, anécdotas, miradas y otros tantos detalles…
Tan solo puedo mostrar agradecimiento a mis compañeros por todos esos momentos, gracias a Ángel y a Andreu, por cuidarme y quererme y para concluir, no puedo dejar en el olvido a todos y cada uno de los Ponentes, por su infinita dedicación, el inagotable esfuerzo y por la asistencia que nos han brindado.
Bueno… que nos vemos en la cuarta semana en el Hermitage!! Venga vaaaa…

Susana Varas Pérez. Colegio Champagnat. Salamanca. Prov. Compostela. 



Autor foto: 
Ángel Prieto Hernández
Pie de foto: 
Participantes de la Provincia Compostela en la acción formativa para Responsables de la Pastoral colegial.