Testimonio de Sandra

Además de conocimientos se viven sentimientos...

14 Feb, 2018

Testimonios
a.prieto

Cuando te endilgan dicha faena piensas: ¡Por dónde empezar y quedar bien!
Pues delante de un papel me encuentro intentando no quedar solo bien, sino dejar mis sentimientos y emociones al descubierto.
Qué decir de esa hospitalidad con la que te acogen, te hayas como en casa e incluso podría decir de manera muy arriesgada que mejor que en ella, ya que a pesar de tener una familia maravillosa y unas hijas estupendas puedes saborear esa sensación tan magnífica, pero a la vez olvidada, de ducharte sin prisas. ¡Ya dicen que en las pequeñas cosas está la felicidad!!!!!
Si entramos en materia cómo no hacer mención de todos mis compañeros, que sin ellos la experiencia no hubiera sido la misma, ponentes que de manera ejemplar nos hacían llegar algunos de sus tantos conocimientos. Pero no quiero olvidarme de Álex que empezó la sesión haciéndome muy feliz, ya que explicó quién son los Padres Maristas y de alguna manera me sentí más integrada en el grupo, pues como todos ya sabéis Marcelino era un Padre Marista (1836). Así que, sin saberlo ya pertenecía de algún modo bastante directo a los hermanos Maristas. Podría resaltar la clase magistral de Poveda, que de manera sencilla nos hizo ver y pensar en diferentes formas de financiación; con él llegas a la conclusión que las cosas más fáciles y que más cerca tienes pueden solucionar algunos problemillas económicos o engrandecer la economía del colegio.
Quizás mi experiencia es algo diferente a la de los demás compañeros, ya que en cada sesión aprendía mil y una cosa debido a mi tardía incorporación. He de reconocer que mi compañera de León tuvo muchísima paciencia y de manera muy dulce, tal y como es ella, me explicaba las cosas que yo no entendía demasiado bien por mi desconocimiento. Dicen que es de bien nacido ser agradecido, pues ahí está mi agradecimiento por su amabilidad. Amabilidad que podría hacer extensible a todos aquellos que me han rodeado estos días, está claro que esto es el ADN Marista, pues sino no se entiende. Y como les digo yo a mis compañeros del Chanel es una sensación que hay que vivirla, para darte cuenta de que están hechos de otra pasta y que transmiten algo que sólo se puede sentir si lo vives. Y ahora desde mi despacho desde la “tranquilidad”, mis pensamientos e ilusiones de futuro es que mis compañeros puedan llegar a sentir esta sensación tan agradable y reconfortante.
Pero quien me conoce sabe que soy una persona crítica y no quería dejar de ser yo misma. He de reconocer que es una semana intensa en todos los sentidos, no por ello debe ser negativa, pero sí que es cierto que vas a tope de conocimientos y que ya no sabes en que parte de tu cerebro situarlos. Además de conocimientos se viven sentimientos de todo tipo de los que crees más banales hasta los más íntimos de los cuales, afloran mil y una emoción.
Risas y más risas no han podido faltar en esta segunda semana en la que podríamos decir que teníamos un poquito más de confianza; no quiero despedirme sin dejar de recordar a esos tres catalanes magníficos y divertidos que me cuidan muchísimo. Sin más dilación, agradecida y orgullosa de pertenecer a esta gran familia Marista.

Sandra Bautista Asensio. Colegio Sant Pere Chanel. Malgrat de Mar (Barcelona). Prov. L'Hermitage. 



Autor foto: 
José María Martín
Pie de foto: 
Participantes de la Provincia L'Hermitage en la acción formativa de Función directiva.