Testimonio de Rafael M.

¡Gracias!

17 Mayo, 2018

Testimonios
a.prieto


Es la primera palabra que se me viene a la mente cuando intento resumir todo lo vivido en esta tercera semana de formación y, a la vez, en las tres semanas correspondientes a la formación completa de responsables de la animación pastoral.
Gracias por la acogida y el recibimiento en el monasterio de “Les Avellanes”. Desde el primer momento que llegamos al monasterio, todo fueron amabilidades y gentilezas para con nosotros. Instalaciones espectaculares y llenas de encanto; destacando el conjunto histórico-artístico en sí, la capilla y el hotel rural. Ahora bien, si tuviera que destacar algo en relación a “Las Avellanas”, me quedaría con su entorno natural. Hemos disfrutado de un paisaje y un hábitat idílico; perfecto para el descanso, la meditación, el trabajo, la oración, etc.
Gracias, por supuesto, a los ponentes. Cada uno de ellos con ideas variadas, pero complementarias. Comenzando por las ideas revolucionarias de Josep María Bové y concluyendo con la organización y la templanza para un buen plan de pastoral de centro de Manel Martín. También, aprendimos mucho más sobre la ONG Marista SED y nos hicieron pasar un rato agradable Ángel Domingo y Anna Badía. No podía pasar por alto tampoco las diferentes técnicas de dinamización de equipos y de claustros expuestas por Peb Buetas, innovadoras y bastante útiles para nuestra labor como agentes o futuros agentes de pastoral en nuestros colegios. Además, destacar la voz de la experiencia de Ramón Prat; mostrándonos interesantes vivencias pastorales desde diferentes prismas. Por último, he dejado para el final al ponente Jordi Vicente. Desde mi punto de vista, el que más me llegó y más me ilusionó en referencia a la labor pastoral que pronto llevaremos a cabo. Me impresionó su cercanía y claridad sobre los diferentes temas tratados, y su comprensión sobre los diferentes problemas con los que nos podemos encontrar en nuestra tarea pastoral. Y como no, genial fue también su dinamización en la salida para Montealegre; tiempo de retiro personal valorado muy favorablemente por todos junto con la celebración posterior en la ermita.
Gracias, como no, a la CME. Representada en las personas de Ángel Prieto y el Hermano Andreu. Siempre atentos a cualquier necesidad del grupo, haciéndonoslo todo más fácil y estando pendientes siempre de nosotros. Las palabras acogida, acompañamiento, entrega y bondad podrían estar incrustadas en el ADN de ambos.
Gracias, por último, al grupo de compañeros con los que he tenido la fortuna de haber compartido esta semana y este curso de formación. Grupo alegre, pero serio y responsable a la vez; grupo homogéneo, pero también heterogéneo; grupo afable, pero también trabajador. En definitiva, un grupo lleno de humanidad y sensibilizado con la importancia y la necesidad de potenciar la pastoral en nuestros centros. Ojalá el tiempo nos vuelva a reunir, estoy seguro que sería buena señal.
Termino, como empezaba esta reseña, dando las GRACIAS en mayúsculas por todo lo vivido en esta semana y en este curso de formación.
¡Qué el sueño de Champagnat siga vivo entre nosotros!

Rafael Manuel Ruiz Borsón. Colegio Santa María la Mayor. Sanlúcar la Mayor (Sevilla). Prov. Mediterránea 



Autor foto: 
Ángel Prieto Hernández
Pie de foto: 
Participantes de la Provincia Mediterránea en la acción formativa de Animación Pastoral III.