Testimonio de Marta Escudé

«Me siento afortunada y me siento muy marista».

16 Ene, 2015

Testimonios
c.martin

La semana del 24 al 28 de noviembre nos encontramos en el monasterio de las Avellanas un grupo de maestros y maestras para actualizarnos y formarnos en el camino de la ERE.

Todo estuvo a nuestro favor; un entorno muy acogedor, comida exquisita, paz y armonía.
Aún tengo la imagen que me llevé cuando entré en la habitación y encontré tres bombones junto al libro Padre de Hermanos; en ese momento supe que esa semana iba a ser una semana grande para mí.
Y así lo fue, poco a poco, nos fuimos conociendo y uniendo como grupo. Todos aportamos nuestras ideas y experiencias desde el respeto.

Cada día teníamos un ponente y nos exponía su manera de pensar y de ver las cosas. No podría hablar del ponente que más me gustó porqué todos me aportaron una parte muy positiva y enriquecedora para mi formación y para mi persona.
De esta semana destaco el grupo de personas que me ha rodeado, personas con las que me he sentido cercana y a gusto.
El contenido del curso, organizado de forma muy dinámica y con esos momentos personales necesarios y muy positivos para mí.
La casa, ese entorno de Avellanas que te da calma y serenidad acompañada de la comunidad de acogida que siempre tuvieron para nosotros unas buenas palabras y gestos.
Y no me puedo olvidar de Ángel y de Andreu, o de Andreu y de Ángel, tan cercanos a nosotros, con todo tan controlado y que parecía que nos conocían de toda la vida.

Acabo diciendo que ya tengo ganas de que nos volvamos a encontrar en abril en Xauradó para seguir enriqueciéndonos y formándonos todos juntos.
Agradezco la oportunidad que me ha dado el equipo directivo de mi escuela, me siento afortunada y me siento muy MARISTA.

Marta Escudé Escolà. Rubí L'Hermitage.



Autor foto: 
Ángel Prieto.
Pie de foto: 
Marta Escudé (4ª por la izq.) con el grupo de la provincia L'Hermitage.