Testimonio de Marta

Me alegré mucho.

28 Ene, 2019

Testimonios
a.prieto

En junio del 2018 me dieron la noticia de que iba a ir al curso de Orientadores del curso 2018-2019. Me alegré mucho, porque hacía muchos años que no iba a él. Tenía ganas de tener información de otros centros, conocer gente nueva y encontrarme con compañeros de otros años.
El viaje, aunque solitario, fue ameno y se hizo corto. Al llegar a Valladolid, el domingo por la noche, me recibió Ángel, que con cariño me ayudó a subir la maleta. En la cena nos reunimos los primeros que habíamos llegado, el resto fue llegando poco a poco debido a la tardanza del avión, tren… pero el primer contacto con la gente fue muy positivo. Todos empezamos a preguntar de dónde veníamos, en que ciclo estábamos, … Al mismo tiempo, entre todos, servíamos la cena, el agua, …y después a dormir, que al día siguiente había que trabajar mucho.
El primer día de contacto fue muy agradable con Ángel y Andreu, ya que los dos son muy cercanos y me hicieron sentir como en casa, pudiendo ser yo misma. El ponente nos habló del Ser Orientador Marista y me hizo recordar y sentir que después de tantos años seguimos luchando con mucho cariño por nuestros alumnos/a. A media mañana disfrutamos de un cafecito, para coger fuerzas y poder seguir trabajando en el tema del día. En la comida del primer día estuve muy a gusto con mis compañeros, al igual que el resto de los días que estuve allí.
El martes, estuvo Paco, hablándonos del “POMATAD” y otros puntos, los cuáles son importantes para poder desarrollar nuestro trabajo con eficacia. Ese día por la noche estuvimos haciendo pulseras solidarias todos juntos y fue un ambiente agradable y cercano.
Al día siguiente, estuvo Eladio, el cual nos hizo pararnos, relajarnos y pensar un poquito en nosotros mismos. Por la tarde tuvimos una salida al colegio de Valladolid, donde nos acogieron muy bien y compartieron con nosotros su trabajo. Por la noche hubo cenita, donde comimos muy bien y la compañía fue increíble, al igual que “El brindis”, jajajaja, fue genial.
El día que estuvo Carmen, aprendimos y compartimos muchísima información. Lo pasamos “pipa” haciendo los trabajos que nos mandó realizar. “Eran las 20:00 y seguíamos trabajando todos como si no hubiese hora”, pero no acabó la cosa ahí, por la noche Karaoke y a pasarlo bien.
Ya era el penúltimo día y se me había pasado la semana “súper rápido”. Fue muy fácil trabajar con las personas que estaban allí conmigo, y la compañía diaria de Ángel y Andreu fue inmejorable, no nos faltó de nada.
Como dice Pam Brown en el libro “Para una Maestra muy especial”:
“Tan duro es ser inteligente como un poco torpe. Gracias por comprendernos a todos y otorgarnos el tiempo y la atención que cada uno necesita.”

Marta Isorna Mauricio. Colegio El Pilar. Vigo (Pontevedra). Prov Compostela
 



Autor foto: 
Ángel Prieto Hernández
Pie de foto: 
Participantes de la Provincia de Compostela en la acción formativa de Equipos de orientación.