Testimonio de Marina

Una semana de convivencia, trabajo y aprendizaje .

30 Ene, 2019

Testimonios
a.prieto

Me piden que escriba unas líneas para dar testimonio de la formación de Orientación que facilita la CME. Cuando me piden hacer cosas así, lo primero que me sale compartir es un “ven y verás”. ¿Por qué? Porque lo que me gusta explicar es la riqueza del compartir entre el grupo y la vida que surge a lo largo de esos días. Y las palabras siempre se quedan cortas cuando se trata de dibujar vivencias espontaneas que se van construyendo poco a poco.
Empezamos con el típico “corte” del no conocer a nadie, el “cómo-te-llamas-y-de-dónde-vienes”, el conectar con la mayoría compartiendo el agobio de dejar una semana el cole (¡y con el trabajón que hay por hacer!), etc. Terminamos la semana compartiendo inquietudes, ganas de mejorar o cambiar algunas cosas y ganas de enraizar más lo que ya funciona en nuestros centros.
¡Han sido cinco días de compartir tanta vida!
¡Ángel y Andreu nos acogieron de una manera fenomenal! ¡Nos cuidaron y mimaron de la mejor forma! Tienen esa sintonía que se va pegando. Ese ser marista. Cercanos. Espontáneos. Profesionales. Amigables. Sencillos. Ese “nosequé” que te hace sentir cómo en casa. ¡Familia marista! La densidad de alguna de las charlas, se ventilaba con las bromas en los ratos de las comidas. ¡Alguna visita turística por Valladolid o al dispensario más cercano!
Los formadores: Llorenç, Paco, Eladio, Carmen… nos acompañaron desde sus visiones y ámbitos, haciéndonos reflexionar, cuestionar, tomar consciencia… ¡incluso algún momento de agobio con tanto papeleo! Pero nos enriquecieron y sobretodo nos enriqueció el compartir entre nosotros. Hablamos de la identidad del orientador marista, del plan de orientación, del PEC, del PAT, del…montón de documentos escolares. Tuvimos una sesión de interioridad para conectar con nosotros y nuestras vivencias. Hablamos de los paisajes de aprendizaje con las gafas de orientación puestas para hacer propuestas diversas al alumnado, visitamos un centro... En definitiva aprendimos, reflexionamos y compartimos cómo llegar a los alumnos con dificultades, cómo transmitir el valor de una escuela inclusiva, cómo acompañar a nuestros claustros, … Compartimos buenas prácticas de las distintas provincias para llevarnos ideas, sugerencias, proyectos y sueños a nuestros destinos.
Y sin darnos cuenta, pasaron esos cinco días que parecían lejanos en el calendario cuando estrenamos el curso. Las horas de clase y el cansancio se notaban a medida que iba pasando la semana, pero el compartir y la vida también.
Nos vemos en Córdoba con los deberes hechos y con muchas cosas más por compartir.

Marina Gual Escubedo. Maristes La Immaculada. Barcelona. Prov. L'Hermitage.



Autor foto: 
Ángel Prieto Hernández
Pie de foto: 
Participantes de la Provincia de L'Hermitage en la acción formativa de Equipos de orientación.