Testimonio de Manolo

Nos toca ser sembradores de ilusión, de confianza.

06 Feb, 2018

Testimonios
a.prieto

A veces es necesario que alguien o algo te remueva por dentro, te agite la mente, le pegue un meneo y te haga pensar, reflexionar, cuestionar… Te “obligue” a parar un rato para volver a mirar aquello que realmente importa.
Este “algo” ha sido el curso para tutores y tutoras de Infantil y Primaria que hemos podido disfrutar, del 15 al 19 de enero en Valladolid, veinticinco profesores y profesoras de toda España. Este “algo” ha sido, en realidad, un regalo que hay que agradecer a los colegios que nos han facilitado una semana de calma (intensa, pero calma), de reflexión, de formación y de compartir ideas, experiencias, sueños y vida. También al CME que lo ha organizado (Ángel, eres un cielo) y a la fantástica Casa de Encuentro que nos ha acogido.
Inma, Feli, Rosa, Lorena, Octavio, Eva y Ángel nos han vuelto a convertir en alumnos deseosos de aprender o de reaprender. Han compartido su sabiduría y experiencia en las aulas (con tarima o sin ella), en los pasillos, en los patios, en las salas de reunión, en la escuela. Han sido los “alguien” que nos han puesto pilas nuevas, que nos han vuelto a abrir puertas y ventanas para que entrara aire fresco, ese viento suave y ligero que te hace abrir los ojos para ver qué está pasando, pero que, a la vez, te obliga a mover para hacerte salir de las rutinas adquiridas a lo largo del tiempo. Ellos y ellas nos han brindado la oportunidad de poner en orden muchas buenas e importantes ideas, conceptos, métodos: resolución de conflictos, equipos de convivencia, entrevista con las familias, seguimiento tutorial, hora de tutoría, dinámicas de conocimiento, identidad marista, educador marista, tutor marista, trabajo de las emociones, autoestima, autoconcepto, autoconocimiento, plan de acción tutorial, acompañamiento, presencia, trabajo en equipo...
Intensamente, dinámicamente, interesantemente, vivamente…, hemos escuchado, hemos compartido, hemos reído, hemos aprendido durante cinco maravillosos días. Es posible que nos costara un poco ir a Valladolid: dejar la clase, la familia, dejar a “nuestros” alumn@s en otras manos, a veces cuesta. Pero creo que también nos ha costado volver, regresar a la clase, a la programación, al ritmo, a veces algo frenético, de cada día. La convivencia entre l@s veinticinco ha sido también intensa, bonita, agradable, simpática, rica, alegre, distendida. Tenemos nuevas amistades repartidas por el territorio español, casas abiertas por si la vida nos lleva por sus hogares.
Han sido cinco días irrepetibles, como lo es cada día, ¿verdad, Ángel? Ahora nos toca llevarlo a cada colegio, hacerlo partícipe a nuestros compañeros y compañeras, a nuestros equipos de trabajo, a nuestros alumn@s y a sus familias. Nos toca ser sembradores de ilusión, de confianza; nos toca ser impulsoras del “muévete” en cada rincón de nuestros colegios.
 

Manuel Pablo Isla Salinas. Colegio La Immaculada. Barcelona. Prov. L'Hermitage.



Autor foto: 
Ángel Prieto Hernández
Pie de foto: 
Participantes de la Provincia L'Hermitage en la acción formativa de Acción tutorial de Infantil y Primaria.