Testimonio de Lorena y Lourdes

La experiencia en Castilla y nuestros Equipos de Orientación

31 Ene, 2019

Testimonios
a.prieto

Desde el Mediterráneo salimos hacia Castilla rumbo hacia lo desconocido, pero una bienvenida calurosa fue lo que nos esperaba en la estación del tren. Unas sonrisas pletóricas nos recibían, a pesar de estar lejos de nuestras familias y dejando a atrás nuestros menesteres del colegio.
Una entrada triunfal en una casa rodeada de naturaleza, que invitaba a dar grandes paseos, pero nos esperaba una intensa formación. Un ambiente cálido, en pleno invierno, una habitación que también nos recibía con bombones y un libro, dibujaron en nuestra cara, una gran sonrisa. Las sonrisas no cesaron, el recibimiento caluroso, que recordaba a cualquier calor de un hogar. Continuó con un abanico amplio de buena y abundante comida, unas cocineras implicadas en su labor, y unos “machacas” (así se catalogaban), que nos repetían de manera incesante, la fruta que había que comer. Además, de… ¿todo bien?, ¿necesitáis algo?, “¡Descanso, por favor!” …
Personas cercanas, figuras de referencia, como si de una gran familia se tratara, nos acogieron como sus fieles acompañantes de viaje… Ángel y el H. Andreu cumplieron su labor con creces e hicieron de nuestra estancia, un lugar más que agradable.
Un comienzo en nuestro recorrido en la intensa formación, fue el paso por nuestra identidad como educadores maristas, regalándonos momentos de reflexión y conocimiento personal, nuestro camino continuó con el aspecto más burocrático de nuestro día a día, documentos, planes, actas, seguimientos… y un sinfín de papeles… Un alto en el recorrido nos lo trajo Eladio, que nos hizo un gran regalo, momentos de paz, tranquilidad, relax, y serenidad. Desde aquí, mil GRACIAS. Otro regalo más del día, una salida pedagógica en la que compartimos muchos momentos, conociendo la labor de otros compañeros. Para ese día, una “guinda” una cena amena, distendida y divertida, culminó el día. GRACIAS. Finalmente, el recorrido de la formación culminó con una ponencia inspiradora y diferente, abriendo nuestro horizonte para el día a día.
Llegó el último día, cansados y con ganas de ver a nuestras familias, aportamos las buenas prácticas de nuestras respectivas provincias, momento gratificante y enriquecedor, el escuchar a nuestros compañeros.
Una última mención a nuestros compañeros de batalla, personas diferentes que procedían de todos los rincones de nuestra tierra. Gracias por ser como sois, habéis sido unos grandes compañeros de este camino que continuaremos juntos en tierras andaluzas.
 

Lorena Avilés Martínez y Lourdes Martín Oridales. Colegio Sagrada Familia. Cartagena (Murcia). Prov. Mediterránea.



Autor foto: 
Ángel Prieto Hernández
Pie de foto: 
Participantes de la Provincia de Mediterránea en la acción formativa de Equipos de orientación.