Testimonio de Julio César

Lo mejor, las personas.

09 Jun, 2016

Testimonios
a.prieto

Regreso a Xaudaró para realizar la tercera y última semana de formación para miembros de Equipos Directivos. Digo regreso, porque ya siento la casa como algo mío.
La semana comienza el domingo durante el viaje. Es un proceso de desconexión que mis compañeros de Equipo Directivo me regalan (olvídate del colegio, disfruta, aprende…). Y lo procuran. Las horas que transcurren hasta llegar me permiten recuperar viejas costumbres que las urgencias del día a día han convertido en lujos. Me dedico a leer y a pensar; alguna ventaja tenía que tener viajar solo desde Granada.
El recibimiento en la casa y la cena con todos los compañeros y la Comunidad da comienzo a la convivencia y al aprendizaje, porque este no tiene lugar solamente en el aula. Compartir experiencias, proyectos, ideas, conocer cosas que han funcionado bien en otros colegios ha sido una parte importantísima de este curso. Sin duda el ambiente que Andreu y Ángel propician y cuidan hace que todo fluya con naturalidad.
La formación es de mucha calidad, práctica y útil. Los distintos ponentes, muchos de ellos personas de nuestros centros, van completando la imagen de Colegio Marista. Saber hacia dónde vamos, lo que queremos, las herramientas que tenemos, el marco legal en el que nos movemos, lo que se nos pide, son cuestiones que están en el ambiente en todo momento y que me han hecho ampliar mi visión del proyecto; y conocer a este grupo que forma parte de él me convence de que lo más valioso que tenemos son, sin duda, las personas.
Muchas gracias por hacerme partícipe de todo esto.

Julio César Lupiáñez Valladares. Colegio La Inmaculada. Granada. Prov. Mediterránea. 



Autor foto: 
José María Martín
Pie de foto: 
Participantes de la Provincia Mediterránea en la acción formativa para nuevos Directivos.