Testimonio de Jorge

Los Maristas lo tienen claro.

22 Jun, 2016

Testimonios
a.prieto

Un auténtico regalo. Eso es lo que ha significado este curso para todos los que lo hemos podido disfrutar.
La semana en Les Avellanes cerraba un curso de tres semanas para los Delegados de Pastoral de los centros Maristas de toda España, y para mí ha supuesto una confirmación de todo lo vivido y lo aprendido durante las semanas anteriores.
Los Maristas lo tienen claro: quieren que hagamos una pastoral cercana, humana, más vivencial y menos ritual, que sepa llegar al corazón de nuestros niños y jóvenes, para que ellos transformar el mundo.
Hay tres aspectos principales que destacar en este curso. En primer lugar, la formación recibida. Aunque esto se da por hecho en un curso así, a mí personalmente me ha sorprendido muy gratamente los temas tratados, y sobre todo la óptica con que han sido tratados. Nuestros colegios necesitan y buscan una pastoral fresca, dinámica, que se renueve año a año. Pero no por el mero hecho de renovarse, sino para poder seguir llegando a nuestros alumnos, dándoles las claves para leer las necesidades que nuestro mundo necesita. Así, en esta tercera semana nos han animado a cambiar la imagen de Dios y de Jesús que ofrecemos en nuestros centros, a ser más creativos, a presentar un Jesús más real y más actual. Vamos, que los Maristas quieren que seamos cañeros de verdad.
En segundo lugar, nos han animado a experimentar. Gran parte del curso ha sido vivencial, y es que no se puede transmitir lo que no se ha vivido. Por eso en cada una de las semana hemos tenido unos ratitos personales que nos han permitido acercarnos a nuevas maneras de orar, de trabajar la interioridad, o incluso de abrir los ojos y escuchar lo que Dios tenía que decirnos. Esta semana además tuvimos la oportunidad de visitar la obra social de “La Llar”, una experiencia preciosa, de esas que remueven por dentro, y hace que uno se sienta orgulloso de pertenecer a la familia Marista.
Y por último, y quizás lo más importante, estas tres semanas nos han permitido conocer otras realidades maristas. Y es que nuestros colegios son diferentes, y al poder compartir vida con compañeros de todas las provincias maristas de España hemos podido descubrir distintas formas de trabajar, pero sobre todo, de vivir la Fe. De hecho, la última jornada del curso tuvimos una sesión de buenas prácticas, en la que quedó claro que hay muchísimo potencial en los colegios Maristas. Compartir estos días con profes de todas las etapas ha supuesto un enriquecimiento bestial. Además, Ángel y Andreu no solamente han hecho todo lo posible por que nos sintiéramos como en casa, sino que también nos han aportado una visión general de toda la congregación, que permite entender mejor la misión Marista.
Hay una cosa que nos ha quedado clara: que los Maristas nos urgen a salir al encuentro de nuestros chavales, que quieren que rompamos moldes, que seamos innovadores, que no nos pongamos barreras a la hora de anunciar al mundo el amor que Dios nos tiene. Y esa es la misión de los que nos encargamos de la Pastoral en nuestros colegios: hacer entendible el mensaje el Evangelio a toda la comunidad colegial: niños, familias y profesores.
Es momento de armarse de valor y gritar al mundo que otra Pastoral es posible.
Gracias a todos los que habéis hecho posible este curso. Ha sido una experiencia de crecimiento personal y profesional.
 

Jorge Moreno Alcalde. Colegio San José. Logroño (La Rioja). Prov. Ibérica.



Autor foto: 
Andrés P. Sánchez
Pie de foto: 
Participantes de la Provincia Ibérica en la acción formativa para Responsables de la Pastoral colegial.