Testimonio de Gisela Romero

Lo que más recuerdas es lo que vives y yo lo he vivido al máximo.

04 Feb, 2016

Testimonios
c.martin

En cuanto supe que iba a ir a Valladolid a una formación tuve sentimientos encontrados. Por una parte estaba ilusionada y con muchas ganas de aprender y por otra tenia miedo. Miedo porque no iba con nadie más de mi centro, tenía que viajar sola hasta allí y aunque parezca mentira, esto me aterraba.

Llegué al aeropuerto y enseguida conocí a profesoras de otros centros Maristas de Catalunya. Ya no viajaba sola, mi miedo iba desapareciendo a medida que las iba conociendo. Llegamos a nuestro destino y el hermano Andreu y Primitivo ya estaban allí esperándonos y nos acompañaron a la que iba a ser nuestra casa durante esa semana.

Una vez allí conocimos a Ángel, que junto a Andreu nos acompañaron durante todos nuestros días. Aunque no sólo nos acompañaron, sino que fueron nuestros guías, consejeros, amigos… procurando que no nos faltara de nada y nos pudiéramos sentir como en nuestra casa.

Nos reunimos profesores/as de centros Maristas de todas las provincias. Gracias a las primeras dinámicas de Ángel nos pudimos conocer y hicimos piña durante toda la semana, me atrevería a decir que fuimos una familia. Compartimos casa, comidas, cenas, experiencias…

El curso en sí fue bastante atractivo, los profesores nos presentaron contenidos muy interesantes y muy útiles para nuestra profesión. He aprendido muchísimo, aunque es mucha información en poco tiempo y cuando vuelves a la realidad hay que ordenar la ideas para poderlas poner en práctica en nuestros centros.
Felicidad, me impacto como profesional y como persona, por cómo relataba sus clases y por lo que nos contaba. Nos hipnotizó a todos durante su clase. Queríamos más.

En definitiva a sido una gran experiencia, de hecho volví muy ilusionada y con muchas ganas de poner en práctica todo lo que había aprendido. Pero lo que hace a las experiencias interesantes y conmovedoras son las personas. He conocido personas que han calado en mi corazón, a las que nunca voy a olvidar y de las que he aprendido mucho.

Así pues, quiero agradecer a Ángel y Andreu todo lo que han hecho por nosotros, porque sin ellos esta experiencia no hubiera sido la misma.
Lo que más recuerdas es lo que vives y yo lo he vivido al máximo.

Gisela Romero Obiols. Maristes Rubí. Rubí (Barcelona). Prov. L'Hermitage. 



Autor foto: 
Ángel Prieto Hernández
Pie de foto: 
Participantes de la Provincia L'Hermitage en la acción formativa de Tutores de Infantil y de Primaria.