Testimonio de Francisco Javier

...“de compañeros a amigos y de amigos a Hermanos”.

18 Mayo, 2018

Testimonios
a.prieto

A pesar de lo difícil que resulta hacer un resumen de tantas vivencias y momentos compartidos y de lo complicado que es poner nombre a sentimientos y gestos sin caer en el tópico o en el aforismo fácil, voy a intentar comunicaros en unas pocas líneas, mi experiencia en este segundo encuentro que ha tenido lugar en el monasterio de Las Avellanas.
Llegué el domingo 11 a este marco incomparable que es la zona de Os de Balaguer. Me quedo corto si os digo que iba con muchas ganas y entusiasmo de volver a ver a mis compañeros de la primera semana. Los abrazos sentidos al calor del encuentro y esa sonrisa que te ilumina el rostro se hicieron presente en mí. Tantos años después, y parece que estoy reviviendo desde otra dimensión mis campamentos, mis Pascuas o los encuentros juveniles que tanto me han marcado para ser lo que soy.
El lunes volvimos a coincidir con el Hermano Lluís Serra, ¡qué buen comunicador y que excelente ponente! todo lo hace fácil, sencillo y cercano a nuestra realidad. Gracias a él seguimos conociéndonos un poquito más en ese camino hacia nuestro ser más íntimo. También hubo tiempo para dar paseos por la enorme finca de casi 300 Ha; ¡Qué maravillosa vista desde la Virgen del Cerro o ¡qué cielo tan estrellado! en nuestra peregrinación nocturna hacia la capilla improvisada del “Pozo del Gel” … y solo había pasado un día.
El martes tuvimos como temática de fondo la visión de la educación que nos presentaba Llorens Muñoz. Fueron momentos para pensar sobre nuestro Rol y nuestro papel dentro de la escuela Marista en esta sociedad del siglo XXI.
El miércoles fue un día cargado de emociones, sentimientos y risas, y es que el buen humor ha sido una de las señas de identidad de este grupo desde que nos conocimos en Córdoba. Por la mañana al igual que por la tarde fuimos a conocer algunas de las obras sociales de los Hermanos en Igualada y Barcelona, ¡No dudo que Champagnat estaría orgulloso! viendo cómo su mensaje está más vivo que nunca. Dentro de mí he sentido auténtico orgullo de pertenecer a esta Institución, viendo que las “periferias” siguen siendo parte de la “Misión y Visión” de nuestra identidad. Otro de los momentos que destacaría en esta semana fue la visita a la Sagrada Familia. Realmente Dios habla a los hombres e inspira su vida para poder ser capaces de plasmar tanta belleza y simbolismo en una obra semejante. No quiero dejar de destacar en esta breve reseña al Rvdo. Lluís Bonet que con su “rapidez y celeridad” nos explicó todos los pormenores de la basílica.
Tampoco quiero olvidarme de Ángel y Andreu, solo me salen palabras de agradecimiento por hacernos sentirnos como en casa. Su disponibilidad y cercanía son un ejemplo de vida Marista al servicio de los demás… ¡Gracias por tanto!
Y pasado el ecuador de la semana cerramos este encuentro con dos módulos: Uno dedicado a la sociedad y educación y otro a María, nuestra Buena Madre. Ha sido muy emotivo recorrer la finca de Las Avellanas descubriendo a María y como se hace presente en nuestras vidas.
A lo largo de estos 5 días tengo que decir que he visto una evolución en todos nosotros, empiezo a entender cómo se pudieron sentir los primeros Hermanos en el Hermitage. Y bien lo pudiera expresar diciendo: “de compañeros a amigos y de amigos a Hermanos”. ¡Cuento los días para ir al Hermitage!
 

Francisco Javier Fernández Barrios. Colegio Cristo Rey. A Coruña. Prov. Compstela.



Autor foto: 
Ángel Prieto Hernández
Pie de foto: 
Participantes de la Provincia Compostela en la acción formativa de Identidad y profundización marista III.