Testimonio de Esther

Sigo sonriendo

15 Jun, 2016

Testimonios
a.prieto

Lograr que la gente se sienta como en casa en un tiempo record, no debe ser tarea fácil, y lo lograron sin mucho esfuerzo. Pero conseguir, que además todo el grupo quiera repetir, eso es tarea de profesionales, y como expertos en esos menesteres nos encontramos a Ángel y a Andreu, recibiéndonos, acompañándonos y haciéndonos sentir, parte de algo muy parecido a una familia.

No nos conocíamos, pero eso duró menos que un suspiro, sin reparos nos remangamos y nos pusimos a trabajar, sin cortapisas, con decisión..., pero si nos llevó menos de una hora, sabernos los nombres de todos y de dónde veníamos!, eso era un buen presagio, lo íbamos a disfrutar porque teníamos ganas.

En el módulo de habilidades sociales pusimos a prueba nuestros recursos e ingenio, a los que Silvia añadió una base teórica y pautas para aplicar en nuestros día a día.
Con el Hermano Álex, trabajamos lo importante que resulta parar y recordar todo lo bueno que tenemos cada uno de nosotros y que tanto nos cuesta verbalizar.
Octavio y Rosa nos enseñaron, desde la experiencia, a identificar nuestras emociones y a conocernos un poco más.
El trabajo que desde SED se está haciendo, vino de la mano del Hermano Javier mostrando algunos de los proyectos que se están llevando a cabo.

Pero lo que nadie había programado, fue lo mucho que aprendí de todas y cada una de las personas con las que compartí esa semana, su vitalidad, su implicación, su ilusión, su alegría, su entusiasmo, su optimismo, su educación, su prudencia, su discreción y sobre todo su nobleza. A todos, debo agradecerles una experiencia irrepetible, y que al pensar en ella, siga sonriendo.
 

Esther Sarmiento Lázaro. Maristes Champagnat. Badalona. Prov. L'Hermitage.



Autor foto: 
José María Martín
Pie de foto: 
Participantes de la Provincia L'Hermitage en la acción formativa para Secretaría y Recepción.