Testimonio de Domi

Sensaciones de una educadora marista

23 Nov, 2018

Testimonios
a.prieto

Todo empezó un día cualquiera a finales del mes de junio en el que mi directora me comunicó que debería ir a las Avellanas a hacer un curso de ERE.
Me puse muy contenta porque hace años que no iba a ningún curso.
Un curso de ERE me vendría genial puesto que reconozco que toda formación sobre religión siempre enriquece a la hora de trabajarla con los alumnos.
Me sentí una gran afortunada; y por fin llegó el día, después de una semana de preparativos, tanto en el cole, como en mi casa, cogí un par de trenes y llegué a la estación del AVE en Lérida.
Llegué con una mezcla de ilusión y miedos.
No conocía a nadie y eso, la verdad siempre me incomoda.
El primer contacto fue con Ángel, el responsable del curso. Fue correcto su recibimiento y conocí inmediatamente otros compañeros, y todo empezó a fluir.
La llegada al monasterio, la presentación de otros compañeros, todo iba cumpliendo las expectativas creadas.
En esa primera tarde noche los miedos fueron desapareciendo y hablando unos y otros descubrí que tenía muchas cosas en común con ellos.
La primera toma de contacto había sido superada con nota.
Después llegaron las clases, los ponentes, las dinámicas, los cafés de media mañana, las comidas, las meriendas, la salida, los momentos de fiestuqui y me lo pasé genial, era como estar con un grupo de amigos.
Durante esta semana de formación no solamente me he beneficiado de un aprendizaje interesante para mí, sino también he convivido y he disfrutado de unos momentos estupendos.
Para resumir, me he sentido bien, acogida, muy bien tratada, acompañada y, además, muy afortunada.
Solo pondría una pega: el aterrizar el lunes en el cole, y volver a mi realidad diaria; las clases, los chicos, exámenes, guardias, hijos, casa….
El volver me provocó un total descoloque que tardó varios días en desaparecer.
Puestos a hacer una evaluación, diría que se trata de un verdadero lujo haber sido elegida para este tipo de curso.
Todos, se han volcado con nosotros, los hermanos, Ángel, los ponentes y eso es de agradecer.
Soy consciente que han hecho un gran esfuerzo para que nos sintiésemos como en casa.
Me siento muy agradecida con todos, muy ilusionada con la 2º parte en Madrid porque todo esto continuará…

Dominica Benito García. Colegio Champagnat. Salamanca. Prov. Compostela.      



Autor foto: 
Pere Borràs
Pie de foto: 
Participantes de la Provincia de Compostela en la acción formativa de Enseñanza Religiosa Escolar.