Gratitud de Ferran

Nos habéis hecho tan, tan felices…

26 Jun, 2019

Testimonios
a.prieto

Siendo yo un poco reacio a estas cosas, me sorprendo a mí mismo redactando unas líneas sobre mi experiencia en la tercera semana en la formación de función directiva. Me permito un lujo y es que no me ceñiré a esta tercera semana sino que hablaré de mi sentimiento en general…. de cómo me he sentido en estos tres encuentros.
No os voy a engañar… está claro… y es que un día se te plantea la posibilidad de esta formación y aunque ilusionante… a la vez piensas… “¿ahora esto?…. Con el faenón que tengo…” Y aunque sé de mis muchas limitaciones me atrevo a pensar…. “¿realmente servirá para algo?” (pregunta provocada por la pereza y el inmovilismo que, a veces, nos invade)
Pues, como muchas otras veces, me equivoco y esa mochila cargada de dudas se desvanece apenas pasadas las primeras sesiones. Ahora veo que las únicas palabras que puedo tener son palabras de gratitud.
Gracias por todo el conocimiento que se me transmitido, por los fantásticos ponentes que lo han hecho y por la manera en que me lo han hecho vivir
Gracias por obligarme a parar mi día a día. A veces las prisas, las urgencias, la inmediatez, …. Nos hacen perder de vista lo que es realmente importante y cual es nuestro verdadero objetivo. Gracias por hacerme parar y poner en orden algunas cosas.
Y sobre todo, muchas gracias por haberme dado la posibilidad de conocer un grupo de personas excelente. Tengo que reconocer que era una de las cosas que me “asustaba” más. Tener que convivir con personas venidas de todos los rincones de España… por mi manera de ser… no me atraía especialmente. Pero cuando te encuentras con un puñado de BUENAS personas, la cosa es sumamente fácil. A pesar de la distancia, ver que nos preocupan las mismas cosas y nos ilusionan los mismos temas hacen que el grupo tenga una fuerza espectacular. Y si además tenemos la suerte de ser capitaneados por Andreu y Ángel…. Nada puede salir mal. Y en este punto me gustaría añadir algo más personal que va para vosotros compañeros y que quizá solo los entendáis los implicados: muchísimas gracias por vuestra empatía y por vuestra ayuda. Nos habéis hecho tan, tan felices… Muchas gracias por vuestra solidaridad y por vuestro apoyo siempre sencillo, verdadero y auténtico. Muchísimas gracias por querer formar parte de la familia amarilla (Som grocs Pau!!)
En definitiva, un placer haber podido vivir esta experiencia y confirmar (como en su día me dijo un buen amigo mío que también es hermano) que un directivo, como cualquier pastor, se sabe si es bueno cuando huele a oveja.
Un abrazo
 

Ferran Cano Peña. Colegio Valldemia. Mataró (Barcelona). Prov. L'Hermitage.



Autor foto: 
José María Martín
Pie de foto: 
Participantes de la Provincia de L'Hermitage en la acción formativa de Función directiva.