Asamblea de Representantes

Revisión y actualización del Diseño General de la Formación Marista.

24 Nov, 2015

Animación
c.martin

El día 23 de noviembre comenzó la Asamblea de Representantes de 2015, un órgano, en palabras del hermano Ambrosio Alonso, provincial de Ibérica y encargado de inaugurar las jornadas de trabajo, «para coordinarnos, trabajar juntos y proponer acciones de interés común.Un espacio donde la reflexión juega un papel importante para poner la atención sobre temas que nos preocupan y que luego se desarrollarán en las Provincias».

 El hermano Ambrosio da la bienvenida e inaugura las jornadas de trabajo de la AR.

«En el marco del horizonte hacia el nuevo comienzo, señaló el hermano Ambrosio, este es un momento muy oportuno para dedicar nuestro tiempo a la revisión y actualización del Diseño general de la formación marista pensando, sobre todo, en las personas que se beneficiarán de este plan de formación y que saldrán mejor preparadas para desarrollar su misión marista».

Bajo el título, precisamente, de Actualización del Diseño general de la formación marista se ha convocado este año a las treinta personas que conforman el grupo de la AR (Asamblea de Representantes) para reflexionar durante tres días.

El hermano Andreu, secretario de la CME, explica la dinámica de trabajo a seguir durante los tres días.

Una vez inauguradas las jornadas el hermano Andreu P. Sánchez procedió a informar sobre la dinámica de trabajo de estos tres días y expuso los objetivos que se había marcado la comisión organizadora. Seguidamente daría paso al hermano Ernesto Sánchez, consejero general que reside en Roma, quien bajo la ponencia El educador marista. Competencias y escalado, hizo una breve radiografía del estado del Instituto Marista y animó a los asistentes a introducirse en ese «futuro de estrecha comunión entre hermanos y laicos y a hacer de la formación la mejor apuesta».

El hermano Ernesto Sánchez durante un momento de su exposición-motivación a los asistentes.

«En el contexto actual, subrayó, se requiere proponer de manera adaptada y creativa los valores propios de la institución fundacional»Repasando las características propias del educador marista animó a no perder nunca la pasión por educar para «dar prioridad siempre a lo esencial y saber identificar los 'no negociables', a poner énfasis en los procesos y ritmos de crecimiento de las personas privilegiando el aspecto experiencial de cada uno y la atención a la diversidad de los contextos».

Cerrando su intervención dijo que, en definitiva, «se trata de mantener viva la actitud de búsqueda, de aprendizaje, de correr riesgos» para, como dice el papa Francisco, «...avanzar en el camino de una conversión pastoral y misionera, que no deja las cosas como están.» (EG 25)

La reflexión de estos días tendrá un fuerte enfoque competencial y el hermano Samuel Holguín ha sido el encargado de centrar el tema y dinamizar los primeros trabajos de los grupos

Grupo de Dirección y Actualización.

Grupo de Acción Tutorial y Orientación.

 



Autor foto: 
Chema Martín.
Pie de foto: 
Participantes en la Asamblea de Representantes de 2015.