Impresión del número 18 en talleres de Edelvives de Zaragoza.
Con la publicación del número 18, Maristas Siglo XXI alcanza casi los 800.000 ejemplares impresos.

Me parece muy adecuada la secuencia de la película Shrek, en la que Donkey no quiere...

Juan Pedro Castellano presenta la canción de la campaña.
La Fundación Edelvives presenta una campaña multicanal contra los abusos sexuales.

“Entre los valores fundacionales está la protección a la infancia y el desarrollo de acciones...

Grabación entrevista a Emili Turú
"Espero desarrollar mi próxima etapa en un lugar de frontera".

Dieciséis años de servicio en la Casa General y la publicación de un libro con las cartas...

Propuesta educativa marista para los más pequeños

La proximidad de la apertura de los procesos de inscripción para el curso escolar 2018-2019...

mesa de presidencia presentación libro Un nuevo comienzo
El laicado, las periferias y la vivencia auténtica de la espiritualidad, claves en la presentación de Un nuevo comienzo.

"La espiritualidad es el agua que nos sacia, la religión el vaso que...

777
765
740
722
676
... inquietudes y motivaciones...
25 Jul 2018

Del 4 al 9 de julio nos encontramos educadores, animadores y voluntarios de tres provincias...

Con la publicación del número 18, Maristas Siglo XXI alcanza casi los 800.000...
13 Jun 2018

Me parece muy adecuada la secuencia de la película Shrek, en la que Donkey no quiere...

Últimas noticias

  • a.prieto | 14 Feb 2018

    Cuando te endilgan dicha faena piensas: ¡Por dónde empezar y quedar bien!
    Pues delante de un papel me encuentro intentando no quedar solo bien, sino dejar mis sentimientos y emociones al descubierto.

  • a.prieto | 13 Feb 2018

    La preparación de la segunda semana de formación de equipos directivos nada tuvo que ver con la primera. En la maleta metí, ganas de ver a mis compañeros, ilusión por volver a compartir anécdotas y seguir ampliando conocimientos con los ponentes; (también metí unos postres típicos de mi zona y...

    más
  • a.prieto | 06 Feb 2018

    A veces es necesario que alguien o algo te remueva por dentro, te agite la mente, le pegue un meneo y te haga pensar, reflexionar, cuestionar… Te “obligue” a parar un rato para volver a mirar aquello que realmente importa.