Testimonio de Vicenç Medina

c.martin  28Jue Nov, 2013 



¡¡¡Riiiinnnng!!! 
¡Hola! ¡Buenos días!
Soy el Hermano Vicenç, pero todo el mundo me llama Vyns.
¡¡¡Riiiinnnng!!!
Cada mañana cuando suena el despertador estoy medio dormido, me cuesta abrir los ojos y pienso: «¡Qué palo tener que levantarme tan temprano! ¡Con lo cansado que estoy, porque ayer trabajé de sol a sol…!»

¡¡***!! Flicrrrssrrsrs (¡sonido de rebobinado!)
Cada mañana, cuando suena el despertador y de golpe salto de la cama, pienso que es una buena oportunidad para sentir en la propia piel la bondad infinita de aquél que nos ama totalmente,...

(Descárgate el testimonio adjunto y sigue leyendo).