Testimonio de Natalia

a.prieto | 17 Mayo, 2018

Como suele suceder siempre que hay que ponerles palabras a las emociones, resumir en unas líneas tantas vivencias y a tantos niveles, no resulta fácil.
En esta ocasión, las expectativas se han cumplido con creces; probablemente a esto también ha contribuido el hecho de que, tras dos semanas previas de curso, todos empezábamos ya a sentirnos como en casa.


Testimonio de Rafael M.

a.prieto | 17 Mayo, 2018


Es la primera palabra que se me viene a la mente cuando intento resumir todo lo vivido en esta tercera semana de formación y, a la vez, en las tres semanas correspondientes a la formación completa de responsables de la animación pastoral.


Testimonio de Lucía

a.prieto | 16 Mayo, 2018

Para la tercera semana (que no última) nos esperaba un lugar inigualable, una antigua abadía del siglo XII donde el recogimiento y la tranquilidad nos han acompañado durante todo el tiempo. La acogida, tanto por parte del hermano Andreu y Ángel como de la comunidad de hermanos de Les Avellanes, fue inmejorable; como siempre, nos han hecho sentir como en casa y han estado pendientes de nosotros a todas horas. Compartir con ellos los espacios, comidas y, sobre todo, muchos momentos, han hecho de esta experiencia algo más que eso.